Video Clips – Español

Print Friendly

El bebé que bebe realmente bien

Este bebé está tomando muy bien del pecho. La pausa en la barbilla al abrir el bebé la boca a su máxima capacidad, justo antes de cerrar la boca, indica que su boca se está llenando de leche; cuanto más dure la pausa, mayor será la cantidad de leche que el bebé tome.

Por lo tanto, resulta obvio que el consejo de amamantar al bebé durante un período de 20 minutos (10 minutos, 30 minutos, o lo que sea) en cada seno no tiene ningún sentido. Un bebé que toma como este bebé lo está haciendo durante 20 minutos en el primer seno podría fácilmente rehusarse a tomar el segundo lado ya que estaría lleno. Incluso un periodo de tiempo menor bebiendo como él lo está haciendo podría fácilmente llenarlo. Compare a este bebé con el bebé en el video titulado “El bebé que picotea un poquito aquí, otro poquito allá” podría fácilmente pasar horas en el pecho y no obtener suficiente leche. Todo el concepto de amamantar a un bebé según un horario preestablecido dictado por el reloj no tiene absolutamente ningún sentido. La pausa también puede verse en los primeros días de vida. Vea los videos de los bebés de dos días, de 28 horas y de 10 horas de vida.

El bebé que bebe bien

Observe la posición del bebé en el pecho. La barbilla en el seno, la nariz que no está tocándolo, el labio inferior del bebé cubriendo más el área de la areola con el labio inferior que con el superior. Un afianzamiento asimétrico en la forma en que la boca del bebé se prende al pezón.

La pausa en la barbilla mientras el bebé succiona significa que el bebé acabó de llenar su boca de leche. Cuanto más dure la pausa, mayor será la leche que él haya obtenido.

Un bebé que bebe de esta manera durante 20 minutos seguidos (por ejemplo, no recomendamos que sea amamantado de acuerdo a un horario estricto preestablecido dictado por el reloj), quizás no tome el otro lado, él se sentirá lleno.

Amamantar de acuerdo a un horario regulado no tiene sentido .

El bebé que picotea un poquito aquí, otro poquito allá

Observe la posición del bebé en el pecho. La barbilla en el seno, la nariz que no está tocándolo, el labio inferior del bebé cubriendo más el área de la areola con el labio inferior que con el superior. Un afianzamiento asimétrico en la forma en que la boca del bebé se prende al pezón.

La pausa en la barbilla mientras el bebé succiona significa que el bebé acabó de llenar su boca de leche. Cuanto más dure la pausa, mayor será la leche que él haya obtenido.

Un bebé que bebe de esta manera durante 20 minutos seguidos (por ejemplo, no recomendamos que sea amamantado de acuerdo a un horario estricto preestablecido dictado por el reloj), quizás no tome el otro lado, él se sentirá lleno.

Amamantar de acuerdo a un horario regulado no tiene sentido .

De dos días

El bebé en este video tiene solamente 40 horas.

El bebé se prende bastante bien al pecho. Observe que la barbilla está sobre el pecho, la nariz está alejada del seno y él cubre una mayor superficie de la areola con el labio inferior que con el labio superior.

Durante la primera parte del video, el babé hace una pausa ocasional en el movimiento de su barbilla, pero está en su mayor parte “picoteando”, sin beber.

La madre está usando compresiones, pero no siempre de la manera en que se lo recomendamos. Ella debería ejercer la compresión mientras el bebé succiona, pero no bebe; y no mientras él no está succionando para nada.

Las compresiones a esta edad (antes de que “baje la leche”), con frecuencia funcionan solamente después de una serie de compresiones, a diferencia de más tarde, cuando el abastecimiento de la leche es mayor, cuando la compresión generalmente funciona de forma inmediata.

Alrededor de 1 minuto de iniciado el video, el bebé empieza a empujar y tironear un poco el pecho, ya que se comienza a impacientar con el flujo lento de la leche.

Luego, aproximadamente a 1 minuto y 14 segundos de iniciado el video, el bebé comienza a beber vigorosamente, y usted puede observar varias succiones seguidas de este tipo caracterizado por pausas una después de la otra.

La madre mantiene la compresión hasta que el bebé deja de beber, luego la suelta (a 1 minuto y 30 segundos).

El bebé comienza a succionar otra vez alrededor del minuto y 37 segundos. Los bebés que están prendidos del seno y tienen hambre comenzarán a succionar solos. No es necesario hacerles cosquillas en los pies o aplicarles paños fríos en la frente.

Los bebés no se quedan dormidos en el pecho porque están cansados, pero sí porque el flujo es lento. ¿Cómo mantener el flujo?

1. Un buen afianzamiento donde el bebé se prende bien al pecho
2. Las compresiones cuando el bebé está succionando pero no está bebiendo

Vea como el bebé en el video “Insertar un dispositivo de ayuda a la lactancia” se despierta y bebe vigorosamente cuando el flujo de la leche aumenta otra vez. Observe que alrededor de la marca de los 2 minutos, la compresión otra vez vuelve nuevamente a funcionar bien.

Bebé de 10 Horas

Este bebé tiene solamente 10 horas. Observe el afianzamiento asimétrico: al prenderse al pecho la barbilla toca el seno, pero no lo toca la nariz y el bebé cubre la mayor superficie de la areola con su labio inferior que con su labio superior.

También está algo inclinado hacia su madre. El bebé está tomando leche del pecho. Uno se puede dar cuenta por la pausa en la barbilla justo cuando abre la boca en su máxima apertura antes de volver a cerrarla. La pausa es sutil aquí porque el bebé está obteniendo solamente pequeñas cantidades de calostro – ¡tal como lo ha planeado la naturaleza! De ser necesario, la compresión puede ayudar al bebé a obtener más leche (vea el video del bebé de dos días en este sitio). Las muy grandes cantidades de fórmula que recibe un bebé alimentado artificialmente a en los primeros días no es un producto fisiológico, ni es natural, ni normal o ni siquiera alguna vez ha sido probado como seguro.

Bebé de 28 horas con afianzamiento asistido

Muestra el afianzamiento al prenderse el bebé al pecho. No es perfecto, pero suficientemente bueno. La madre no sintió dolor. Le llevó dos intentos lograr que el bebé se prendiera al pecho, pero está bien; no tiene ningún sentido tratar de forzar a un bebé que no toma el pecho a quedarse en el pecho. No funcionará. Observe que el bebé tiene un afianzamiento “asimétrico “, con la barbilla que toca el seno, la nariz que no toca el seno, y él cubre una mayor superficie de la areola con el labio inferior que con el superior.

Las compresiones ayudan al bebé a obtener más leche.

Bebé de 28 horas, afianzamiento iniciado por el bebé – Guiado por la madre

El bebé comienza a buscar el pecho. La madre lo guía hacia el pezón. El bebé abre bastante grande la boca, pero la madre no pone el bebé al pecho tan bien como podría haberlo hecho y el bebé tiene un afianzamiento superficial y no suficientemente profundo. Debería abarcar una parte mayor del pecho con la boca.

El bebé está más que todo picoteando al principio si bien existe una ocasional pausa en el movimiento de la barbilla (ver otros videos que muestran a los bebés que beben bien).

La madre comienza la compresión alrededor de 1 minuto y 10 segundos; y el bebé responde empezando a tener unas succiones del tipo que se caracterizan por pausas lo cual indica que él está recibiendo la leche bien..

Iniciado por el bebé – Guiado por la madre – Comenzó en la parte superior del pecho izquierdo, se afianza

Esta técnica para el bebé que todavía no se prende al pecho, o que ha estado activamente rechazándolo, ayuda a poner al bebé en el estado apropiado para tomar el pecho. El bebé indica cuando él está listo para comenzar a buscar el pecho; y luego, cuando comienza a buscarlo la madre ayuda a guiarlo proporcionándole apoyo en la espalda, y ella tiene cuidado de no sostenerle la cabeza. Los bebés necesitan que se les sostenga el cuello, no la cabeza.

El bebé de 4 días después ser liberado de su condición de lengua presa con compresiones

El bebé acaba de ser liberado de su condición de “lengua presa”: anquiloglosia.

La madre está aplicando compresiones correctamente. Ella espera para ver si el bebé está tomando o no (pausa en la barbilla). Si el bebé no está tomando, ella aplica compresión, sostiene la compresión hasta que el bebé para de succionar o para de tomar y luego la suelta. Espera a que el bebé comience a succionar y si el bebé comienza a succionar pero no bebe, la madre repite el proceso.

Apretando el pezón, demostrando la diferencia con un afianzamiento inapropiado

Cuando el bebé se afianza prendiéndose al pezón solamente, él solamente obtiene un poquito de leche.

Cuando el bebé se afianza prendiéndose donde debería hacerlo, la leche fluye más rápidamente.

Insertar un dispositivo de ayuda a la lactancia

Este bebé necesita recibir alimentación suplementada. Es mejor que el bebé la reciba a través de un dispositivo de ayuda a la lactancia porque:

1. El bebé está todavía prendido al pecho y amamantándose.
2. Los bebés aprenden a amamantar mediante el proceso de amamantarse.
3. Las madres aprenden a amamantar, mediante el proceso de estar amamantando.
4. El bebé todavía está recibiendo leche del pecho por lo tanto esta acción está ayudando a aumentar la producción de leche de la madre.
5. El bebé probablemente no será proclive a rechazar el pecho de la manera en que lo haría si su alimentación hubiese sido suplementada por un biberón o por cualquier método que no fuera mediante estar prendido al pecho en sí.
6. Hay más que entra en juego en la ecuación de amamantar que la leche materna; el bebé y la madre están en próximo contacto físico.

Una forma de introducir el tubo es insertándolo mientras el bebé está prendido al pecho como se lo muestra en este video. La otra es alinear el tubo junto al pezón y afianzar al bebé al pecho y al dispositivo de ayuda a la lactancia al mismo tiempo.

Observe la posición del bebé:

1. La barbilla del bebé toca el pecho pero la nariz no lo toca.
2. El bebé cubre una mayor superficie de la areola con el labio inferior que con el labio superior.
3. El bebé se encuentra levemente inclinado hacia la madre.

El bebé ahora se ha alimentado de ambos pechos y no está recibiendo un gran flujo de leche (en la mayor parte picotea comiendo de a poquito en el pecho – vea los videos de los bebés que beben y los que no beben). Es hora de usar un suplemento alimentario.

Observe lo siguiente:
1. El tejido del seno es movido de manera que la comisura de la boca del bebé quede visible.
2. El hecho que el bebé se encuentre levemente inclinado hacia arriba facilita encontrar la comisura de la boca del bebé e insertar el tubo.
3. El tubo es insertado en la comisura de la boca del bebé.
4. El tubo es empujado casi en línea recta adentro hacia atrás de la garganta del bebé pero también levemente hacia arriba en dirección al paladar de la boca del bebé.
5. La leche desciende por el tubo a la boca del bebé, pero el bebé no bebe (vea los videos de los bebés que beben y de los que no beben). Algo no está funcionando.
6. La madre está intentando ejercer una compresión, pero la compresión debería ser aplicada cuando el bebé está succionando y no bebiendo, no cuando el bebé no está succionando para nada. Además, la compresión mientras el bebé está recibiendo suplemento alimentario en el pecho con el dispositivo de ayuda a la lactancia no es necesaria.
7. A los 21 segundos de iniciado el video, yo manipuleo y retoco la colocación del tubo, y ahora comienza a funcionar. El bebé está bebiendo.
8. Observe que el bebé abre los ojos cuando comienza a recibir nuevamente leche. Los bebés no son “perezosos”; ellos responden al flujo de la leche. Los bebés recién nacidos y los más chiquitos tienden a dormirse cuando el flujo de la leche es lento, no necesariamente si han obtenido suficiente leche.
9. Más movimientos manipulando la colocación del tubo a los 35 segundos de iniciado el video. Si el bebé está bien afianzado y el tubo está bien colocado, el suplemento alimentario usando un dispositivo de ayuda a la lactancia no lleva más tiempo que darle el biberón o alimentarlo a dedo. El uso de la alimentación a dedo para suplementar la nutrición cuando el bebé toma el pecho no es tampoco el mejor enfoque a utilizar.
10. A aproximadamente 1 minuto de iniciado el video, yo muevo la barbilla del bebé un poquito hacia abajo. Recuerde, un buen afianzamiento y una buena colocación del tubo es lo que hace que este sistema funcione de la mejor manera. Mover la barbilla más hacia abajo hace que una mayor parte del pecho quepa en la boca del bebé.
11. Aproximadamente a 1 minuto y 18 segundos, posicionamos al bebé en una forma aún más asimétrica haciendo que la madre empuje el trasero del bebé hacia ella con su antebrazo.
12. Aproximadamente a 1minuto y 55 segundos, sale leche de la boca del bebé lo que indica que algo no está bien. El bebé se desprendió del pecho y el tubo se ha movido. Tocar y mover el tubo nuevamente hace que el mismo vuelva a funcionar correctamente otra vez.

Todavía no se afianza, alimentar a dedo para que se afiance

La alimentación a dedo ha de usarse principalmente para preparar a un bebé que no quiere afianzarse o prenderse al pecho y tomarlo.

Observe que la alimentación a dedo se realiza solamente el tiempo suficiente para calmar al bebé y para lograr que el bebé comience a succionar bien. Lo cual raramente lleva más de 60 segundos.

No debería usarse como un método de soporte nutricional cuando el bebé toma el pecho. En tal caso el suplemento nutricional, si lo fuera necesario, debería ser dado en el pecho mismo con un dispositivo de ayuda a la lactancia.

Filmamos a este bebé porque ya se había afianzado después de ser alimentado a dedo.

¿Por qué no se afianzó en el lado derecho en este video?
• Porque ya había amamantado del lado derecho, el flujo de leche proveniente del pecho era más lento: a los bebés les gusta el flujo rápido y aun si el dispositivo de ayuda a la lactancia le proporcionara mayor flujo, no estaba siendo suficiente.

¿Por qué se afianzó del lado izquierdo?
• Porque todavía no había amamantado del lado izquierdo, el pecho estaba “más lleno” y el flujo era rápido: a los bebés les gusta el flujo rápido.

Observe que no tratamos de forzar al bebé a que se quede en el pecho. Si el bebé forcejea o resiste, lleva el pecho a su boca pero no succiona, o llora; entonces le permitimos distanciarse del pecho e intentarlo nuevamente.
• Si el bebé se afianza prendiéndose al pecho, no hay necesidad de tratar de forzarlo a quedarse, él ya está afianzado.

•Si el bebé no se afianza, tratar de forzarlo para que se quede en el pecho es inútil y probablemente lo enfadará más o “lo dejará fláccido” o dormido.

Alimentación con Leche de un Vasito

Es una buena alternativa al biberón. Particularmente útil para el bebé que está rechazando el pecho.

Observe que el bebé lame la leche bebiéndola a lengüetadas. Uno no le sirve la leche echándosela hasta el fondo de la garganta.

Zarandeando y Tironeando

Este es un bebé más grandecito, que tiene alrededor de 3 o 4 meses, cuya madre ha experimentado una disminución en su producción de leche. Vea la hoja informativa titulada: Lento Aumento de Peso Luego de Un Buen Aumento de Peso Inicial, por algunas razones puede ocurrir esta disminución en la producción de la leche. Algunas de las razones que pueden resultar en una producción de leche disminuida incluyen: el uso por parte de la madre de un método anticonceptivo hormonal (incluyendo dispositivos intrauterinos que liberen hormonas o anillos intravaginales que liberen hormonas), el hecho de que la madre amamante de un pecho solamente en una tetada “como regla” en vez de “terminar” un lado y luego ofrecer el otro. Pero la razón más común es la tratada en el párrafo “Esta razón (numero 11) requiere más explicación”.

El bebé se está zarandeando y se ve alterado en el pecho porque el flujo de la leche es lento. Observe que casi no bebe cuando está prendido al pecho (hay muy pocas pausas, vea los videos: El bebé que realmente bebe bien, y El bebé que bebe bien), aunque resulta un poquito difícil verle la barbilla.

Este tipo de comportamiento frecuentemente se dice que se debe a un flujo demasiado rápido de la leche; pero observando la barbilla, uno puede ver que este comportamiento en este caso se debe a un flujo demasiado lento de la leche. Sin embargo, los bebés con mayor frecuencia tironean cuando están en el pecho porque el flujo de la leche es lento que porque el flujo de la leche realmente sea “demasiado rápido”.

Observe que darles a tales bebés biberones, puede rápidamente resultar en que los mismos se rehúsen a prenderse al pecho y a tomarlo.

Soltar La Lengua Presa

Una intervención quirúrgica simple y rápida que puede marcar una diferencia significativa en obtener éxito en la lactancia. Las investigaciones que apoyan tal procedimiento para soltar la lengua presa (anquiloglosia) son convincentes.

Vasoespasmo se pone rosado

Los pezones de esta madre se emblanquecen después de haber terminado de amamantar. Se emblanquecen durante un tiempo y luego nuevamente se vuelven rosados otra vez. Este cambio en el color a veces se ve acompañado por punzadas y ardor en los pezones. Con frecuencia esta sensación se debe a un afianzamiento incorrecto cuando el bebé se prende al pecho y/o a una candidiasis vaginal.